La condena de Omega genera discrepancias entre feministas

[ 14 Sep, 2016 | No Comments | 1123 Views ]

ome

El Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenó a cinco años de prisión al merenguero urbano, Antonio Peter de la Rosa “Omega”, por golpear a su pareja Sahira Valerio en presencia de menores; pero gracias a un acuerdo entre el Ministerio Público y la víctima solo deberá cumplir 8 meses en prisión.

La coordinadora del Centro de Género de la universidad Intec, Desiré del Rosario, se mostró indignada al entender que por su reincidencia, Omega es un peligro público.

“En el momento en que tú le dices a la sociedad que un delito como la violencia hacia la mujer es de poca monta, que se puede negociar con la justicia, envías un mal mensaje porque afirmas que la vida de las mujeres tiene poco valor”, expresó.

Deploró que entre las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar y los agresores se produzcan acuerdos porque generalmente se pone en riesgo la integridad de las mujeres.

Considera que República Dominicana tiene el compromiso de erradicar la violencia y que para lograrlo se hace necesario seguir un ciclo, en el que se excluya la impunidad, que es como Del Rosario entiende puede definirse la forma en que concluyó el proceso de Omega.

“¿Cuál es el mensaje? ¿Realmente son algunos hombres los que van a la cárcel o los que tiene notoriedad, para ellos esa Ley no se aplica? Se trata de un problema de estado de derecho y un desprecio a la vida de la mujer en este país” sentenció.

Sin embargo para la activista de género, Sergia Galván, Omega merece una oportunidad por su bien y el de su familia. Reconoce que la decisión del tribunal está apegada a lo que establece la ley y entiende como un gran avance el hecho que el artista haya reconocido su culpabilidad.

“Lo principal es que él admitió la culpabilidad, que es un hombre violento y pocos hombres que lo hacen en el país lo admiten”, indicó.

Galván valora positivamente que se haya realizado el juicio penal abreviado y recordó que no es una libertad pura y simple. El artista, una vez cumpla los meses que le faltan, deberá someterse a una serie de exigencias como recibir charlas del centro conductual para hombres, realizar trabajo social, mantenerse alejado de la víctima, así como del alcohol y las drogas, a lo que se suma el impedimento de salida.

“Con su confesión el sistema le ofrece una oportunidad de transformarse, de trabajar su masculinidad violenta”, destacó.

Deploró que el sistema carezca de políticas, programas y planes para los hombres con conducta violenta y que el sistema solo les deje como única vía la cárcel, que a su juicio, no ayuda a las personas a cambiar.

Le preocupa también las maneras no confiables que tiene el sistema para lograr que “El Fuerte” cumpla las condiciones, reseñando que el país no cuenta con los recursos para dar seguimiento efectivo a cada una de esas medidas. ¿Cómo evitar que no se acerque a la víctima?.

Está consciente de que la mayoría de la gente quiere ver a Omega preso, pero les recuerda que el Código Procesal Penal contempla el juicio penal abreviado, por lo que no tiene nada de ilegal.

Dime Que Opina: